jmgol60

(Tercer intento ...)

jmgol60

(Tercer intento ...)

Como las patatas fritas. Nunca le cojo manía!

Deja que suene la música en cada Capítulo!

Capítulo 0 (Diciembre 2013): Los días del Silencio

Escribí el Capítulo 1 sin presentar (ni a mí mismo) de QUÉ iba esto, tanto en su origen como en sus pretensiones.

 

Mi momento CERO se produce a inicios de Diciembre de 2013. Con 53 años me diagnostican Enfermedad de Párkinson (EP). Todo lo que va detrás de #musicacontraelparkinson toca un único aspecto de las consecuencias de la EP que, con su comportamiento sibilino (léase oscuro), se presenta esta vez travestida en forma de depresión-apatía-ansiedad (DAoA).

Pero necesito introducir con mis palabras dos palabros: DETERMINISTA y PROBABILISTA (ya sé que no empiezo bien).

 

DETERMINISTA: proceso tras cuyo desarrollo, las mismas condiciones iniciales producen invariablemente los mismos resultados.

PROBABILISTA: proceso tras cuyo desarrollo, las mismas condiciones iniciales, más la intervención del AZAR, producen una variedad de resultados. En este caso, lo mejor que se puede aventurar sobre los posibles resultados es una probabilidad de ocurrencia asignable a cada uno de ellos.

 

Creo que la palabra y concepto AZAR ampara o disimula buena parte del insuficiente conocimiento de la totalidad de las condiciones iniciales influyentes y del desarrollo del propio proceso en cuestión.

 

Así pues, nos sentimos razonablemente confortables en lo determinista y gestionamos como buenamente podemos lo probabilista.

Sin embargo, nuestra capacidad de influencia en el devenir de las cosas, encuentra margen de actuación e influencia únicamente en los procesos de carácter probabilista.

 

Pero ¿a dónde quiero llegar? Antes de desvelar mi línea argumental, solicito una llamada al comodín de Google. Introduzca por favor el paciente lector las dos secuencias de búsqueda que indico:

 

PORCENTAJE PARKINSON PADECE DEPRESION

PORCENTAJE POBLACION PADECE DEPRESION

 

Con la respuesta de Google en la pantalla para cada uno de los casos, prescindamos de la literatura y extraigamos la horquilla de % en la que se mueven los números que en uno y otro caso se repiten con más frecuencia en la pantalla.

 

Si estás afectado por el síndrome de Santo Tomás, ve al Google y comprueba por medios propios. En el perezoso caso contrario, considera como cierto que, para la primera de las búsquedas (EP) andaríamos por el 50% y para la segunda (población en general) nos dispersaríamos entre el 4% y el 20% (ni pa tí ni pa mí, quedémonos por ejemplo en el 12%). ¿Se me va viendo ya la intención?

 

Padecer DAoA no es producto de un proceso determinista, obvio. El día que te diagnostican EP, y te hacen una sucinta enumeración del inventario de males que el holding Parkinsoniano atesora, más te vale tener interiorizado lo del determinismo y el probabilismo. En caso contrario, puedes salír de la consulta creyendo que te cae el lote completo.

“Oficialmente” se altera de forma severa la asignación probabilista de padecer DAoA, y tu observatorio interno de futuros negros, cuando se entera, reasigna de un 12% a un 50% (un viaje de 38 puntos porcentuales) la probabilidad de padecer DAoA, lo que a su vez, con frecuencia, desata un proceso involutivo interno de nefastas consecuencias.

 

#musicacontraelparkinson no cura la EP (esto sí que es determinista). Encuentra su razón de ser en merodear por los alrededores de la influencia asignada al AZAR, tratando de hacer uso de la música, exprimiendo y potenciando las emociones positivas que esta puede generar en el ámbito de lo intangible y dando crédito a una hipotética somatización bioquímica también positiva y subsiguiente a esas emociones.

 

En definitiva, trata de incluir a la música y su instrumentalización para el caso, como variable de partida identificada e influyente que, debidamente manejada, modifique la distribución probabilista de la DAoA asociada a la EP y mejore ese 50/50 sancionado por Google.

 

A título individual, el reto está en poder plantarle cara a la EP espetándole un:

 

DAoA?

“A MI NO ME TOCA OIGA!”

 

Ya sé que tiene tintes naif esta enésima batalla histórica de DAVID/MÚSICA contra GOLIAT/EP, pero yo estoy en ello, van casi 5 años cuando escribo estas líneas y, en todo caso, que me quiten lo escuchao.

 

Sin orden preestablecido ni metodología contrastada, en #musicacontraelparkinson iré vertiendo mis vivencias personales siempre adheridas a un tema musical y su aportación a la causa del “A MI NO ME TOCA OIGA” mío y de quien se suba al pentagrama a disfrutar.

 

JM LR20180918

 

Este capítulo (0) no tiene “per se” una música asociada, pero para que los demás capítulos la tengan a mano, se hace necesario dejar que suene la música, que suene fuerte toda la noche, “one ticket please”, tienes ya tu billete para quedarte a escuchar la música que te propongo compartir?

Por si te puede ayudar

jmgol60

VUELTA A CASA